Vida

Culpar o asumir?

andrei-lazarev-723410-unsplash.jpg

Culpas o asumes?

 Hoy la invitación es a revisar hasta que punto echamos culpas a los demás o asumimos nuestros actos…

 Y que implicaciones tiene esto para nuestra vida.

 Cómo saber quien es el culpable:

 Cuando algo sale mal, ¿quieres saber de inmediato de quién es la culpa o dejas espacio para la empatía y la responsabilidad?

 La culpa o el culpar nos libera de la incomodidad y del dolor: a menudo tratamos de criticar a otros por nuestros errores porque nos hace sentir como si todavía tuviéramos el control.

 Tiene una relación inversa con la rendición de cuentas, con el acto de asumir responsabilidad.

 Culpar es una forma en que descargamos la ira .

 Culpar es simplemente descargar la incomodidad y el dolor.

 La culpa es más rápida que la rendición de cuentas: la rendición de cuentas es un proceso vulnerable que requiere valor y tiempo.

 Significa que te llamo y te digo, hey, mis sentimientos estaban realmente heridos por esto y necesitaba hablarlo.

 Las personas que culpan mucho, rara vez tienen la tenacidad y la agudeza necesarias que las personas que rinden cuentas.

 Los culpadores gastan toda nuestra energía, tratando de descubrir de quién es la culpa.

Es difícil mantener relaciones cuando eres culpable, porque cuando algo sale mal, estamos demasiado ocupados haciendo conexiones lo más rápido posible acerca de quién es la culpa, en lugar de reducir la velocidad, escuchar y dejar suficiente espacio para que la empatía surja. 

La próxima vez que algo salga mal…

 Que vas a hacer?

Culpar o….

Asumir?

El culpar es fácil pero te atrapa.

El asumir parece doloroso, golpea al ego… pero libera!

Sigamos re-pensando la cuestión… culpar o asumir.

Y si en verdad el otro(a) es culpable?

Somos aun responsables de nuestra actitud, de nuestra respuesta.

De hecho, cuando nos ofenden o hacen daño, la primera reacción deseada es cobrar venganza… lo cual nos iguala con el que la cometió…  

Por eso, vuelve en un ciclo, la pregunta… culpas o asumes?

En Bilingue Canada apoyamos tu incansable busqueda, hacia tus verdades.

Toma de decision. Temor, Fe o Investigacion?

natalia-y-339470-unsplash.jpg

Vamos al grano: si no puedes decidir, fracasarás.

Así es como realmente se dan las cosas: tu decides un plan de acción, estas entusiasmado.

Antes de actuar, temes los riesgos.

Empiezas a considerar todo los pro y los contra… mas los contras…

Te abstienes de comprometerte con una serie de acciones masivas porque probablemente “deberías” comparar y reevaluar el mundo de oportunidades a tu alrededor.

¿Te suena familiar? Bueno, puedo asegurarte 2 cosas:

1) todos hemos estado allí;

2) ese camino lleva al fallar el 100% del tiempo.

Es absolutamente fascinante cómo funciona la mente humana: nos resulta estúpidamente difícil comprometernos con una decisión.

Pero aquí está la dura verdad: la comodidad de evitar decisiones ahora equivale al dolor garantizado en el futuro.

¿Por qué?

Volvamos a la raíz latina de la palabra decisión: significa literalmente "cortar".

Tomar una decisión es sobre cortar opciones.

Dicho aún más fuerte, una decisión te excluye de cualquier otro camino de acción.

¿Suena un poco duro y limitante? No, es increíblemente liberador.

Todos nosotros existimos en una habitación con 1,000 puertas.

Toma una decisión y cierra las 999 restantes, camina por esa puerta que elegiste con valentía y determinación.

Ahora, si llegas al otro lado de la puerta y tus peores temores en realidad comienzan a hacerse realidad, pues regresa por esa puerta y elige otra.

Y si necesitas regresar, no te asustes, puede ser que realmente lo hayas pensado mejor y tengas una puerta mejor para pasar ahora.

Dicho esto, no importa lo que hagas, comprométete en una puerta y no mires atrás.

Si estás pensando constantemente en las múltiples formas en que algo podría salir mal, estarás paralizado.

Y si estás paralizado para decidir qué puertas cerrar y cuál atravesar con una convicción del 100%, en realidad nunca tendrás la oportunidad de hacer que algo suceda.

Por eso creo que la indecisión es lo que arruina los sueños de la mayoría de las personas.

La gente tiene tanto miedo de cometer errores.

Pero cometer errores no es tan problemático.

Es cuando las personas tienen miedo de tomar una decisión, que realmente matan sus sueños.

Recuerda que la mayoría de las personas en su lecho de muerte hablan de las cosas que NO hicieron.

Por esa razón, mis amigos, recuerden que el único error trágico que puedes cometer es NO decidir tomar la oportunidad de perseguir implacablemente algo que pueda traerte verdadera alegría y satisfacción.

Por eso, hoy te invito a decidir cuál de esas 1,000 puertas es la adecuada para ti y lánzate a través de ella.

Sí, vas a tener miedo.

Sí, vas a entrar en pánico.

Pero no hables de eso.

En lugar de temer lo que crees que podría pasar, aprovecha para ver qué sucede realmente.

Los errores que ocurren en el camino no matarán tus sueños, pero la indecisión sí lo hará.

En Bilingüe Canada apoyamos tus decisiones hacia tus metas.

Sigue aprendiendo!

 

 

Cual es tu proposito en esta vida?

yianni-tzan-570951-unsplash.jpg

Cada ser humano es único e irrepetible.

Aun así, algunos “pensadores” creen haber descubierto formulas mágicas para que otros “encuentren su propósito de vida”

Para muchos, el crear metas y planes específicos no les llevara a logros brillantes.

De pronto, el dejar ir les convendrá mas.

El fluir y permitir que la vida misma oriente será la clave.

Hay algo que creo, podría ayudar mucho…. a unos y otros!

El aprender a hacer grandes, interesantes preguntas.

Hay quienes no necesitan horarios, listas de tareas, programas de metas, etc.

Si te han hecho sentir que no eres lo suficientemente inteligente como para planificar tu vida….

No importa, pero no te quedes con esa sensación, con esa “verdad”.

Porque muy dentro de ti, tu sabes muy bien lo que te interesa.

Sabes para lo que eres bueno.

Sabes lo que te trae paz y lo que te hace una mejor persona.

Todo esto lo puedes lograr en el momento presente.

Cuando te escapas de las cadenas de la rutina, del piloto automático, de las creencias populares, de los mitos, de los dogmas…

Allí y en ese momento, puedes ser tu mismo.

Es tu misión hallar lo que necesitas saber, y el camino hacia el aprendizaje de lo que necesitas saber, se encuentra al estar “presente”.

Aprendamos a estar presente…

Aprendamos a preguntar!

En Bilingue Canada nos dedicamos a preguntar.